Cómo crear la página perfecta para SEO ON-PAGE

Existe mucho contenido en internet. Mucho de ese contenido es genial, pero principalmente, dicho contenido está bien estructurado para que siempre esté entre los primeros resultados de búsqueda. Sí, es cierto. Dependemos de los buscadores (y Google lo sabe) para hacer visible nuestro contenido. Esto es gracias a una buena estrategia de posicionamiento, así como el uso adecuado de las técnicas de SEO que te mencionamos a continuación:

Usa URL’s amigables

Esta URL debe ser corta y debe hacer mención a las palabras claves de tu negocio o contenido. Los buscadores revisan las primeras palabras de tu URL y si las mismas coinciden con los criterios de búsqueda, es más probable que pasen a estar entre los primeros resultados.

Título optimizado

El uso de la etiqueta title es vital, pues es la forma ideal en la que el contenido de tu página podrá ser identificado. Te sugerimos usar la palabra clave de tu artículo al inicio del título, el cual no debe tener más de 60 caracteres ya que esto garantiza visibilidad inmediata del mismo en los resultados de búsqueda. Mucho mejor si incluyes tu marca en el título, aunque cuidado, debes hacerlo siempre que no rompa con la armonía de éste, es decir, que no luzca puesto a la fuerza. Eso no agrada a tus clientes (ni a nadie). Esto también se aplica en el caso de las imágenes, donde debes identificar las mismas mediante etiquetas alt, un nombre de archivo que identifique el contenido de la imagen y una etiqueta que esté relacionada con tus palabras claves. Esto, para que puedas ser localizado en la Google cuando un cliente busca contenidos sobre un tema específico mediante imágenes. En Internet todo habla y todo constituye una oportunidad.

Usa la Keyword al inicio

Los procesos de búsqueda e indexación de páginas son en extremadamente rápidos, y los motores de búsqueda no se detienen a contemplar la totalidad de tus contenidos, por más espléndidos que sean. Se recomienda que tus palabras claves se incluyan dentro de las primeras 150 palabras de tu contenido. Así, también se aumenta la posibilidad de ser indexado por los buscadores y ser más visibles para tus consumidores.

Añade palabras relacionadas

Añade palabras relacionadas a tus contenidos y mejora tu CTR. Si ya usas las palabras claves, ¡qué bien!, pero si además las relacionas con otros contenidos similares, ¡mucho mejor! Las familias de palabras relacionadas le dan valor y referencia a tus contenidos. Además, podrían ser palabras claves cuando el cliente te busque en la Web.

Mejora tu CTR

Añadir palabras relacionadas a tus contenidos incidirá favorablemente en el ratio de cliqueo (Click through Rate o CTR) de tu sitio web y tendrás más oportunidad de que tus contenidos sean leídos. Este indicador mide qué tan popular es tu anuncio en internet, y es propio de banners o elementos con llamadas a la acción (call to action). Mientras más gente vea y haga clic en tus contenidos, mejor.

Consigue un buen DWELL

Haz que tus clientes disfruten tu página, pasando más tiempo en ella con los contenidos que ofreces. El Dwell Time es un indicador que mide el tiempo de permanencia en un sitio web. A más tiempo, mayor posibilidad de conversiones o ventas.

Añade contenido multimedia

Nos encanta la música, los videos y todo lo que incorpore sonido e imagen: Somos una generación multimedia, y ya contamos con la tecnología adecuada para disfrutarlo. Desarrolla contenidos interesantes con audio, video y posibilidad de interactuar con ellos desde el ordenador de sobremesa, el portátil, la tablet o el Smartphone. Tu público adorará esto.

Utiliza enlaces externos

Todo lo que digas, debe tener una base: las referencias a sitios oficiales, o páginas con autoridad o buena reputación mejorarán el aspecto de tu sitio web, y tus usuarios verán en ti un proveedor confiable de información y contenidos, y te lo agradecerán. Pero cuidado, si enlazas únicamente sitios de baja calidad solo conseguirás ser penalizado por Google.

Longitud del contenido

Nuevamente, el contenido es el Rey: tal vez pienses que insistimos mucho en esto, pero, la verdad, es que solo un contenido bien hecho atrae seguidores. Debes contar con contenidos bien redactados, sin errores ¡u horrores ortográficos!, sustanciosos y que sean interesantes. Todo esto debes hacerlo usando un lenguaje fresco, cercano, pero siempre atendiendo a los lineamientos u orientaciones de tu sitio web y/o negocio. Tus contenidos deben ser útiles a quien los consulta, de modo que deben orientarse a resolver problemas y aportar valor a tus clientes y a la comunidad en general.

Menten tu contenido fresco

Tu contenido debe ser siempre actual o, al menos, atemporal: de nada sirve hablar sobre las bondades de un producto/servicio de 1998 en pleno 2015. Otra visión sería hablar de dicho producto comparándolo con otro de esta época, para ver las variaciones en las versiones de dicho producto. Ese ya es otro enfoque, genera valor y ofrece nuevos puntos de vista sobre las cosas. Tu sitio debería tener contenidos web todas las semanas, y también debería reforzar aquellos contenidos que más éxito han tenido entre tu audiencia.

Velocidad de carga

Tu página Web debe ser rápida y liviana: La velocidad de Carga de tu sitio Web debe ser casi inmediata. Esto tiene que ver con elementos más técnicos, pero que gracias a gestores de contenidos como WordPress podemos manejar con cierta facilidad. Tu sitio web debe contar con una buena arquitectura de información, entender cómo tus usuarios pueden interactuar con tu página de la mejor forma posible y respetar parámetros de usabilidad. La velocidad de carga de tu sitio web es un factor de SEO muy importante, además, ¿a quién le gusta esperar la carga de una página web? Piensa en eso.

Mejora tus señales sociales

Atiende tus redes sociales, ¡es imprescindible! si ya seguiste al pie de la letra todas estas recomendaciones lo más seguro es que ya debes tener un buen tráfico en tu sitio web. Ayúdalos a compartir tus contenidos con sus amigos y seguidores, ¡multiplica las posibilidades de viralizar tus contenidos a través de tu audiencia! Incorpora botones sociales a tus contenidos para que les sea más fácil.